En este momento estás viendo CLAVES DE HIDRATACIÓN EN INVIERNO.

CLAVES DE HIDRATACIÓN EN INVIERNO.

Muchos deportistas de resistencia tiene la idea equivocada de que en invierno, la hidratación cobra menos importancia durante los entrenamientos y carreras, pero se trata de un grave error que puede provocar deshidratación y caída del rendimiento.

En verano, las temperaturas más cálidas, la percepción del calor y la mayor sudoración, provocan una mayor sensación de sed o de tener que hidratarse de manera más regular, pero con las temperaturas más bajas del invierno esto no ocurre, por lo que resulta clave contar con una adecuada estrategia de hidratación, practicarla y llevarla a cabo.

Para estar bien hidratado en invierno, tu cuerpo necesita entre 2 y 2,5L de agua diarios. Un 20% del aporte de hidratación diaria depende de los alimentos que consumes y el 80% restante de los líquidos que bebes.

Cuando entrenamos en clima frío:

  • Aumenta la pérdida de agua para respirar, ya que el cuerpo ha de humidificar y calentar el aire seco y frío del exterior.
  • El organismo debe generar más calor para mantener la temperatura corporal, lo que aumenta el gasto calórico.
  • Ademas, disminuye la sensación de sed, por lo que es frecuente que deportistas alcancen diferentes grados de deshidratación con caída del rendimiento y sensación de fatiga como consecuencia.
  • Asimismo, ante la exposición al frío, la oxidación de carbohidratos es mayor.

Todo esto demuestra que estrategias de hidratación en deportes de resistencia en climas fríos, deben contemplar no sólo la ingesta de fluidos sino también de hidratos de carbono y sales minerales.

Por lo tanto, la ingesta de bebidas isotónicas , o de agua con un suplemento de sales y acompañado de geles energéticos y otra fuente de carbohidratos, ayudará a mantener un buen balance hídrico.

Juan Pablo Bruno Nutricionista

Deja una respuesta