Ventajas de la natación para corredores

La natación se nos presenta como uno de los deportes más completos, con diferentes beneficios tales como fortalecer todo nuestro cuerpo en simultáneo, menor repercusión e impacto en nuestros músculos en comparación a otros deportes, corrige la postura y además es buena para nuestra frecuencia cardíaca.

Ahora nos concentraremos en los beneficios de esta disciplina para corredores:¡ El agua es el medio más indicado para corregir desequilibrios, fortalecer las articulaciones, mejorar la elasticidad de los músculos y conseguir un desarrollo homogéneo de nuestro cuerpo.

Arquímedes o la presión hidrostática

El principio de Arquímedes o la denominada presión hidrostática hacen referencia a la presión que ejerce el agua sobre nuestro cuerpo. De forma literal, el teorema es el siguiente: «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja».

En otras palabras, y para tratar de entenderlo, dentro del agua nuestro peso disminuye. Y es que sólo llega a pesar un 10%con lo cual si realizamos ejercicios en el agua, seremos capaces de controlar el peso que soportan nuestras articulaciones y músculos, permitiéndonos ajustar los entrenamientos a nuestras propias necesidades. También hay que tener en cuenta que tanto la respuesta muscular como el centro de gravedad varían para lograr equilibrarnos y poder realizar movimientos. Costarán menos los gestos en la superficie, mientras que serán más difíciles aquellos que se llevan a cabo en el fondo, lo que puede resultarnos muy útil a la hora de corregir malas posturas.

Beneficios físicos de la natación

Tras la lección de física, debemos recapitular para poner el acento en que la práctica de la natación nos puede reportar una serie de beneficios que complementan el entrenamiento, reforzando nuestro estado de forma. Así, sus puntos a favor son que refuerzan la musculatura respiratoria, aumenta la sujeción muscular y articular, y facilitan el retorno venoso, entre otros aspectos destacados. Pero los ejercicios en el agua también incrementan la percepción sensorial, lo que favorece el desarrollo de un aparato locomotor más fino y más eficaz en sus movimientos. En este sentido, resulta mucho más fácil eliminar los desequilibrios musculares dentro de la piscina, no sólo estirando sino también fortaleciendo nuestros propios músculos.

En definitiva, decantarse por la natación como práctica deportiva habitual es un gran acierto para aumentar nuestro rendimiento, e incluso para vencer a la monotonía que puede suponer salir a correr todos los días.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.