Soluciones para acabar con las molestias puntuales al correr

Si mientras corremos sentimos molestia o dolores, es recomendable parar y descansar unos días sin realizar ejercicios, ya que si no terminaríamos lesionados o con dolores durante un periodo de tiempo.

Tensión en la zona lumbar

Contrae despacio el músculo recto abdominal varias veces, con el fin de destensar los abdominales transversos. Si el dolor no disminuye coloca las manos en la cintura e inclínate hacia adelante durante unos 10 segundos, de forma sucesiva hasta que desaparezca la tensión.

Rigidez en el cuello

Para aliviar esta dolencia aconsejamos realizar estiramientos de lateralización del cuello. Consisten en dejar caer suavemente la cabeza hacia un hombro y luego al contrario, sin forzar, sólo con su propio peso. Repetir estos estiramientos varias veces para notar mejoría.

Hombros tensos

Desde el centro y con la espalda recta girar la cabeza hacia la derecha, todo lo  que pueda, y mantener durante diez segundos. Relajar la cabeza en el centro durante unos segundos y repetir  el ejercicio hacia el lado contrario.

Calambre en el gemelo

Para eliminar un calambre en el momento en que aparece hay que realizar un estiramiento forzado del músculo. En el caso del gemelo hay que estirar la pierna afectada y doblando el cuerpo hacia delante, empujar la punta del pie hacia el pecho, mantener esta posición durante 1 minuto y repetir esta acción hasta que el calambre desaparezca.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.