Correr ayuda a mantener fuerte y sano el corazón

Cualquier actividad aeróbica que implica un esfuerzo se convierte en aire fresco para que nuestro organismo funcione de manera eficiente, independientemente de nuestra edad. Un estudio realizado recientemente con 149 adultos jóvenes y sanos, desveló que correr aporta numerosos beneficios cardíacos.  La investigación fue realizada en la Columbia University Medical Center y publicada en el American Journal of Public Health, comprobando la relación existente entre las actividades aeróbicas y la regulación del sistema nervioso autónomo del corazón. Los sujetos de estudio, sedentarios y con edades comprendidas entre los 20 y 30 años, fueron distribuidos en dos grupos. El primero de ellos desarrolló 12 semanas de entrenamiento de fuerza, mientras que los segundos realizaron una preparación aeróbica durante el mismo tiempo. El estudio comprobó; que con el entrenamiento físico aeróbico se lograba una reducción del ritmo cardíaco en los sujetos de estudio cuando se encontraban en reposo o cuando se sometieron al test de variabilidad del ritmo cardíaco, que determina la capacidad del corazón para adaptarse a cambios en la intensidad de nuestra actividad. Estos resultados demostrarán un vínculo entre el ejercicio aeróbico y el sistema nervioso autónomo, y por tanto, del ritmo cardíaco, una de las actividades involuntarias que desarrolla nuestro cuerpo. Investigaciones como esta refuerzan la idea de que hacer deporte de manera moderada y controlada repercute de manera beneficiosa en multitud de rincones de nuestro cuerpo. Por supuesto, el corazón es uno de ellos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.