Turismo Activo: Castillo Montelareina

Nuestra experiencia en la finca de Enoturismo Activo Montelareina se podría resumir en “dormir como reyes para entrenar como guerreros”.

Experiencia sensorial 5+1.

1.Sentirse como reyes. Tacto.

Comenzaremos por contaros que lo primero que ves a lo lejos según llegas al complejo es un imponente castillo.

El castillo es del siglo xix, restaurado, pero conservando elementos originales y su estado de conservación es óptimo, además de estar muy cuidada su decoración en cada estancia.

Dentro de él podéis dormir y sentiros como auténticos reyes y reinas durmiendo en una de sus 8 habitaciones.

Son habitaciones amplias con camas King Size muy cómodas y con la peculiaridad de que alguna de ellas tiene el baño en lo que serían los torreones del castillo.

2. Oído

Hospedarse en el complejo de Enoturismo Activo Montelareina es darle un regalo a tus oídos de silencio y disfrute de sonidos de la naturaleza.

Se respira paz y tranquilidad por los 4 costados y eso tus oídos lo agradecerán.

3. Vista

Si antes os hablábamos del regalo que supone para vuestros oídos estar en el complejo no se queda atrás lo que vuestros ojos disfrutarán con las vistas desde vuestras habitaciones o paseando por alguna de sus 1400 hectáreas de terreno.

Viñedos, un estanque de agua, olivos, jardines cuidados y un monte para disfrutar viendo liebres correr a vuestro paso serán todo un regalo para la vista.

4.Olfato

Si a algo huele el complejo de Enoturismo Activo Montelareina es a vino. Esto lo decimos porque el vino es el eje motor de toda la finca. Sus numerosos viñedos acompañan a su moderna y premiada bodega la cual pudimos visitar y conocer a fondo en una magnífica explicación guiada con cata final de varios de sus ricos caldos.

5.Gusto

Otro de los placeres que tuvimos la suerte de recibir fue el de comer estupendamente. Para terminar la jornada tuvimos una cena en el salón acogedor del castillo con una decoración moderna pero cuidada y con una música que amenizaba la sala de una manera muy acertada. Pudimos degustar 3 platos más postre de una muy buena calidad de cocinado y acertadas cantidades además de acompañarlo con sus excelentes vinos.

El desayuno a la mañana siguiente no se quedó atrás y también estuvo muy bien ya que ofrecía una combinación perfecta con bollería casera, fruta y tostadas.

6. Experiencia activa

La última parte de la experiencia total sensorial en esta finca fue la parte del turismo activo.

Todos los que somos amantes del Running siempre echamos en la maleta ropa deportiva y zapatillas para correr.

Pues aquí amigos y amigas de Corricolari debéis de incluir eso en vuestras maletas ya que disponen de varias alternativas para dar rienda suelta a vuestra pasión.

Tienen varias rutas marcadas que podéis hacer en plan senderismo o corriendo. Sí recomendamos que llevéis zapatillas mixtas o específicas de Trail para lidiar bien con el terreno.

Nosotros hemos hecho un recorrido alrededor del perímetro del castillo de 6 kms en media hora donde el continuo sube y baja te mantiene siempre quemando calorías.

También realizamos un recorrido de 10km adentrándonos más en el amplio terreno de la extensa finca. Por allí podréis ir viendo numerosas liebres y es un recorrido divertido y de disfrute máximo a la vista.

En definitiva hemos pasado una gran jornada en el complejo de Enoturismo Activo Montelareina y os recordamos a todos/as que vengais a comprobarlo de primera mano.

Podéis encontrar toda la información en su página web oficial:

www.montelareina.es

Nosotros repetiremos seguro.

Nos vemos en siguientes recomendaciones de este tipo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.